“Busco maneras para hacer de la literatura algo experiencial, algo cercano”

Clara posa delante de su librería

La literatura siempre encuentra el camino

Clara Saperas

Clara Saperas estudió pedagogía y humanidades, durante un periodo de tiempo trabajó organizando festivales literarios como productora, más tarde fundaría una revista de fotografía social hasta que la crisis financiera del 2008 le dejase sin trabajo y como a gran parte de la población en aquellos momentos, con un futuro lleno de incógnitas. Supo reinventarse y a mediados de 2012 fundaría Tramoia Produccions Culturals, una empresa de servicios culturales que a día de hoy sigue en activo y creciendo, aunque ahora tenga que hacer frente a otra crisis, esta vez no solo financiera.

***

Clara no ha “aprovechado” el confinamiento –como muchas otras personas–para leer ahora que tiene más tiempo. Para ella la lectura es algo natural, cotidiano, y algo de esa esencia es la que intenta transmitir a través de su empresa, Tramoia. Me confiesa que durante la cuarentena ha leído a muchas escritoras -con “A” exclusivamente- aunque haya sido pura casualidad. La campana de cristal, de Sylvia Plath; Els dics, de Irene Solà o los poemarios de Miriam Cano y Mireia Calafell son algunos de las lecturas que le han acompañado durante las últimas semanas.

Esa pasión por los libros fue el germen necesario para que se decidiera a crear un proyecto que promocionara la literatura y la acercara al gran público. “Al principio, Tramoia nació entre dos aguas: por un lado explorábamos la visión cultural del sector del vino y por otro lado, queríamos hacer algo que estuviera relacionado con la literatura. De aquella experiencia sacamos cosas muy positivas aunque ya hace bastante tiempo y hemos perdido gran parte de esa influencia del vino.

Algunos de los libros que Clara ha leído durante el confinamiento
Algunos de los libros que Clara ha leído durante el confinamiento

Ahora en cambio, nos centramos más en ofrecer otro tipo de actividades, pero siempre con la cultura en el centro. En nuestro caso, queremos promover una visión de la literatura cercana, que atraiga al gran público y pueda vivirla a partir de experiencias. En este punto, es muy importante la literatura catalana porque nos permite estar en contacto directo con los profesionales que la hacen posible: editores, escritores, traductores, etc. Esto no quiere decir que si algún día surge la posibilidad de ampliar nuestros horizontes, que no vayamos a organizar actividades en otros lugares sobre otro tipo de literatura. Ojalá que sí”.  

COVID-19

La crisis provocada por el coronavirus también les ha afectado, aunque reconoce que está extrayendo experiencias positivas de todo esto. “Los primeros días de marzo fueron duros porque nosotros teníamos programadas varias actividades que automáticamente se tuvieron que cancelar. Se trata de una situación totalmente nueva que nos ha obligado a reconstruirnos y adaptarnos a una realidad muy distinta.  Comenzamos por trasladar todo aquellos servicios que fueran posible al mundo digital y el resultado ha sido muy enriquecedor. Organizamos charlas y debates en los que participa mucha gente, gracias a ello nos hemos dado a conocer y además hemos visto que gracias a estar más activos en redes sociales, hemos captado la atención de jóvenes a los que antes no llegábamos”.

Cartel de la última edición presencial de Lecturas En Ruta, 2019
Cartel de la última edición presencial de Lecturas En Ruta, 2019

Justamente el público juvenil es uno de los que Tramoia quiere promocionar más. Varios años atrás, Clara pensaba en crear algún tipo de iniciativa que mezclara los viajes, las ansias por descubrir, la colaboración y la pasión por la literatura. De aquella amalgama surgió Lecturas en Ruta, un viaje por todo el territorio catalán en el que un grupo de jóvenes se adentran en la realidad literaria y cultural de lugares muy diferentes. “El objetivo es salir de la burbuja de Barcelona, viajar con la literatura como hilo narrativo y descubrir todas esas iniciativas que desde muchos puntos geográficos de Cataluña se están llevando a cabo. Durante varias semanas conocemos a escritores, directores de teatro, editores, bibliotecarios y otras personas muy relacionadas con este mundo que comparten ideas y reflexiones e imparten talleres. Es un proyecto que se esfuerza por mantener vivo un territorio a nivel cultural y que además lo vincula con otros aspectos como por ejemplo, el paisaje.

Pienso que la literatura es algo que se debe vivir de cerca y para muchos jóvenes hoy en día eso es bastante difícil. Sobre todo, compartir con otras personas esas inquietudes porque en la franja de edad que nos dirigimos, muchas veces es complicado y nosotros simplemente intentamos poner en común todas estas cuestiones.”

Clara Saperas

Descubre más Testimonios de Barcelona sobre la Cuarentena.

Todos tenemos una historia · Cuéntanos la tuya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: